Algunos beneficios que podemos mencionar son: Un mejor control y estandarización de la operación, información más veraz, integrada y oportuna, mejora en el control de inventarios y los recursos materiales, mayor profesionalización de las actividades de supervisión, mejor comunicación entre áreas y reportes del estado actual que guardan las áreas en la empresa.